Skip to content

Educação para melhores políticas públicas.

June 28, 2008

TERRA VIVA AMÉRICA LATINA deste 27 de
Junho traz uma notícia sobre o problema de abastecimento de água no mundo que
não nos deixa esquecer a importância de combinar a educação do homem para a
convivência com a ação social e crítica por competentes políticas públicas.

Leia o artigo integral.

***

AGUA:
La corrupción salpica a los más pobres
Por Erkan Kaptan

NACIONES
UNIDAS (IPS) La escasez mundial de agua es, fundamentalmente, un problema de
gobernanza que se arraiga, entre otros factores, en la corrupción, según un
nuevo informe de la red Transparencia Internacional.

Casi 1.200 millones de personas carecen de un
abastecimiento constante de agua. Más de 2.600 millones viven sin instalaciones
sanitarias adecuadas.

Según el
Informe Global sobre la
Corrupción 2008, elaborado por Transparencia, el uso excesivo
y la contaminación han convertido a los ecosistemas acuáticos en el recurso
natural más degradado del mundo.

 El estudio,
difundido en junio, pronostica que más de 3.000 millones de personas podrían
vivir en países que sufren escasez de agua para 2025.
 
Las
consecuencias humanas de la crisis son devastadoras, y afectan fundamentalmente
a mujeres y a pobres, agrega.

 

Según el
informe, alrededor de 80 por ciento de los problemas de salud se relacionan con
la calidad del agua o con instalaciones sanitarias inapropiadas, y provocan la
muerte de casi 1,8 millones de niños cada año, así como la pérdida de 443
millones de días de clase a quienes los sufren.

 

Los
Objetivos de Desarrollo de las Naciones Unidas para el Milenio, adoptadas por la Asamblea General
del foro mundial en 2000, contemplan entre sus objetivos reducir a la mitad la
proporción de personas que viven sin instalaciones sanitarias adecuadas, para
2015 respecto de los valores de 1990.

 

Sin embargo,
expertos opinan que esa meta y otros objetivos planteados no podrán alcanzarse
si no se encara el problema de la corrupción.

 

"No
sólo afecta los objetivos referidos directamente al agua, sino otros aspectos
como la tasa de alfabetismo", dijo Hakan Tropp, de la Red de Integridad del Agua.
"Las niñas que deben caminar 10 kilómetros para obtenerla pierden tiempo
que podrían dedicar a sus estudios."

 

El estudio
de Transparencia presta atención a varios sectores clave, el primero de los
cuales es el manejo de los recursos hídricos, que contempla la preservación,
sustentabilidad y uso equitativo de un elemento que carece de sustitutos.

 

El informe
destaca que la corrupción frecuentemente queda impune por la colusión entre el
sector privado y elites poderosas.

 

"Apenas
15 años atrás era legal en muchos países que una gran empresa dedujera de sus
impuestos el costo de los sobornos pagados para obtener un contrato", dijo
Donal O’Leary, asesor de Transparencia.

 

En China, el
empleo de sobornos para evitar el cumplimiento de las regulaciones ambientales
determinó la contaminación de acuíferos en 90 por ciento de las ciudades,
mientras que el agua de 75 por ciento de los ríos que atraviesan zonas urbanas
no es apta para beber ni para la pesca.

 

El estudio
señala que la corrupción se encuentra a todo lo largo de la cadena de
suministro de agua, desde el diseño de políticas y las asignaciones
presupuestarias hasta los sistemas de facturación del servicio. Afecta a todos
los países, ricos o pobres, y tanto al sector privado como a las empresas públicas.

 

En los
países ricos, la mayoría de los casos de corrupción se vinculan con la
adjudicación de contratos para construir y operar la infraestructura municipal
del servicio de agua, un mercado de 210.000 millones de dólares al año en
América del Norte, Europa occidental y Japón.

 

En el caso
de las naciones en desarrollo, se estima que la corrupción eleva hasta 30 por
ciento el costo de la conexión de una vivienda a la red de agua.

 

"Tomando
en cuenta la corrupción en el sector del agua y los costos asociados con el
cambio climático, se estima que alcanzar los objetivos de desarrollo del
milenio demandará 50.000 millones de dólares adicionales", afirmó la
directora de Transparencia Internacional, Huguette Labelle.

 

El informe
también analiza el problema de la irrigación, que representa 70 por ciento del
consumo mundial de agua y ayuda a producir 40 por ciento de los alimentos.

 

Los sistemas
de irrigación pueden ser monopolizados por grandes consumidores, advierte. En
México, 20 por ciento de los productores rurales, los más ricos, reciben más de
70 por ciento de los subsidios para irrigación. La corrupción en esta área
agrava la pobreza y la inseguridad alimentaria.

 

Los
proyectos hidroeléctricos, que requieren enormes volúmenes de inversión, estimados
entre 50.000 y 60.000 millones de dólares anuales durante las próximas décadas,
pueden ser un campo fértil para la corrupción en el diseño y ejecución de
grandes represas en todo el mundo.

 

El manejo
del agua está considerado un tema eminentemente técnico en la mayoría de los
países, señala el estudio, e involucra una gran cantidad de fondos públicos, lo
que plantea un alto riesgo de corrupción.

 

La inversión
privada en el sector está en aumento en países que ya eran conocidos por su
exposición a la corrupción. Proveedores informales continúan desempeñando un
papel fundamental en el suministro de agua a los pobres y la corrupción en este
servicio esencial afecta más a los más débiles.

 

Sin embargo,
cuando los gobiernos establecen mecanismos de rendición de cuentas la situación
puede mejorar, indica el estudio.

 

"En la
ciudad india de Bangalore, en los últimos 10 años, se ha permitido a la
población evaluar los servicios públicos y esto llevó a mejoras en el
abastecimiento de agua y los servicios sanitarios. Esto demuestra que los
ciudadanos pueden hacer algo, realizar acciones a nivel local", dijo
Tropp.

 

El informe
advierte que la lucha contra la corrupción no debe alterar el estilo de vida de
los pobres. Por ejemplo, erradicar a los proveedores informales eliminar una
alternativa importante para que las personas de menores recursos tengan acceso
al agua.

 

En cambio,
recomienda fortalecer la regulación del manejo y uso del agua, asegurando una
competencia justa y sistemas de rendición de cuentas en la adjudicación de
contratos. Asimismo, propone que se adopten mecanismos transparentes y
participativos como principios rectores de la gobernanza en este sector. (FIN)

 

Advertisements
Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: